Desafío a la censura en Egipto

Internautas de todo el planeta están ayudando a filtrar al mundo, el minuto a minuto de las protestas en Egipto. Con internet bloqueado para evitar cualquier filtración al exterior, y los periodistas extranjeros ultra vigilados y encerrados en sus hoteles, el “retwitter”se ha convertido en una alternativa para poder escuchar la “voz” del pueblo egipcio. El método es sencillo. Ciudadanos extranjeros con amigos o conocidos en Egipto, contactan telefónicamente y publican la información en las redes sociales. Global Voices está colgando los resúmenes de las “minicrónicas” que circulan en Twitter.
Estos son algunos ejemplos:

Friday prayers in Egypt will be starting an a few mins. Protests should kick off in 1 hr. ElBaradei will reportedly be at AlAzhar #Jan25

#Egypt Counter terror forces now deployed in streets around Tahrir Sq.Just saw blue fiat entering main tv building in Maspiro when guards opened trunk, full of baseball bats. Car allowed in

Mientras La Red se moviliza para evitar el silencio impuesto por Hosnik Mubarak, una figura clave para la transición en Egipto, el Premio Nobel de la paz, Mohamed el Baradei, ha regresado al país. Leemos en los tweets que los ciudadanos pretenden continuar las revueltas iniciadas el martes, hasta conseguir acabar con 30 años de dictadura. Cuando el hambre aprieta, el hartazgo político, la injusticia social y la pobreza son explosivos.

El efecto Lázaro

Hoy nos despertamos con la sensación de que nada cambia. Las imágenes de un país, Haití, sepultado en la miseria, nos hacen dudar de la eficacia de la ayuda, de la voluntad de los países por corregir el rumbo. Hoy todos pensamos de qué sirvió la avalancha de donaciones y las campañas de solidaridad. Los países donantes, la ONU, las ONGs hacen balance de uno de los mayores fracasos humanitarios de la historia. El dinero prometido no llega, el que llega no es completamente eficaz. Haití está sumida en el desgobierno y no hay un líder capaz de sacar de los escombros a uno de los países más pobres del mundo.

En plena reflexión, me llega un email de un amigo: “échale un vistazo a este documental”, El efecto Lázaro. 30 minutos de esperanza, de historias reales sobre los efectos de la ayuda y la voluntad de lucha. La película, estrenada en el canal de pago HBO y distribuida, gratuitamente, en Youtube, muestra los efectos de los fármacos antirretrovirales en enfermos terminales; personas desahuciadas que han logrado volver a la vida.

Las imágenes son potentísimas. El realizador Lance Bans (director de Jackass) utiliza un recurso clásico del cine: imágenes del antes y después del acceso diario a los fármacos del SIDA, para fotografiar el milagro de la solidaridad y la grandeza del ser humano; un animal creado para vivir por encima de cualquier circunstancia.

La película muestra la recuperación de mujeres, jóvenes, niños que han revivido para continuar en este mundo. Su ejemplo es extrapolable a los 3 millones de personas en África que ya acceden a los fármacos y un aviso para los donates: 30 céntimos diarios pueden echar a andar a un moribundo.

La batalla contra el SIDA tiene muchos más frentes, muchas goteras que se traducen en millones de huérfanos, nuevas infecciones, negociación de los precios de las patentes… pero hoy no quiero pensar en ello. Prefiero concentrarme en el éxito de Bwayla, Concilia, Paul y Connie; recordar su mirada antes y después de que la ayuda salvara sus vidas.

“Pastillas contra el dolor ajeno” a 1 euro

Y de campaña en campaña, esta vez Médicos Sin Fronteras lleva ya varias semanas dando a conocer sus nuevas pastillas para combatir el dolor ajeno. Unas pastillas con las que intentan evitar muertes producidas por las llamadas “enfermedades olvidadas“, olvidadas por nosotros el primer mundo, ya que la mayoría de estas enfermeddades ocurren en el tercer mundo. Tres millones de personas mueren cada año debido a enfermedades como la tuberculosismalariaenfermedad del sueñosida infantilChagas y Kala Azar. Y lo peor de todo es que se pueden curar.

1 euro por seis pastillas de menta que puedes comprar ya en las farmacias españolas y que pueden salvar vidas ajenas. Una campaña que MSF está haciendo corren por la redes sociales (Youtube, Twitter y Facebook) y por supuesto email. Y que cuenta con muchas caras famosas apoyando la iniciativa, Xavi Alonso, Nuria Espert… pero el que más nos ha gustado es el vídeo que protagonizado por José Luis Berlanga. ¡No te lo pierdas!

Y ya sabes cuando pases por tu farmacia pide estas pastillas, s

El mejor mensaje de Navidad

Hoy he encontrado una joya en Youtube, el mejor discurso posible ante las Naciones Unidas. Es un material antiguo, de 1992, casi borroso, pero de una lucidez extraordinaria. Una niña de 13 años, Severn Cullis-Suzuki, exigía a los políticos de la época la construcción de un mundo mejor. En aquella fecha se celebraba la Cumbre de Medio Ambiente y Desarrollo, auspiciada por la ONU, en Río de Janeiro. Eran los inicios del debate sobre el cambio climático, la destrucción de capa de ozono; surgían las primeras voces que alertaban de la relación directa entre los modelos productivos del capitalismo y la pobreza.

18 años después de aquellas palabras, la Cumbre de Cancún vuelve a fracasar en su intento de reducir emisiones de CO2. EEUU, China, India y Brasil, siguen sin firmar el protocolo de Kioto. Los países contaminantes han decidido salvar los muebles acordando el desembolso de 30.000 millones de dólares para el periodo 2010-2012 para reducir el cambio climático en los países en desarrollo. Es decir, comprar el freno al desarrollo industrial en los países pobres para que los ricos puedan seguir contaminado/enriqueciéndose, con la conciencia tranquila a costa de los de siempre.

A pesar de la injusticia fraguada en las “cumbres“, sigo creyendo en cada palabra que leyó con fe infantil aquella niña canadiense. Un mensaje que se ha convertido en la doctrina que dirige la vida de Severn Cullis-Suzuki, y que, 18 años después, continúa divulgando desde un activismo más maduro y realista.

Tú puedes salvar vidas… viajando

No es un eslogan ni un titular llamativo. Os voy a contar la historia de un  proyecto efectivo y real que está salvando miles de vidas, gracias a un simple click.
Hace unos meses recibí una llamada de MassiveGood. Nos pedían  colaborar en la difusión de las acciones y proyectos de cooperación que están financiando con ayuda de las donaciones de millones de viajeros en todo el mundo.  MassiveGood es una iniciativa de la Fundación  Milenio (con sede en Suiza) que pretende impulsar el avance de la salud materna, la reducción de la mortalidad infantil y las principales enfermedades que están matando a millones de personas.
Quizás algunos hayáis visto su logo en agencias de viajes o compañías aéreas.
En la última campaña que han lanzado a la red, Niños sin Malaria,
Cruz Roja y MassiveGood están tratando de hacer frente a la malaria en Tanzania y Gambia..
Mama Jane ( directora del programa de refugiados de Cruz Roja) cuenta que en los campos de refugiados de Kigoma, y las poblaciones de alrededor, el riesgo de enfermar de malaria es de un 94%. Una condena segura sin acceso a cobertura médica y medios de prevención.
Cruz Roja trabaja en la zona desde 2004. En este tiempo han logrado levantar 2 hospitales, 2 centros de salud y 1 centro nutricional, dando cobertura médica a 100.000 personas.
En Gambia, Cruz Roja se ocupa de 10 aldeas rurales del Upper River. En esta zona solo hay 11 médicos por cada 1.000 habitantes. Las continuas crecidas del río dificultan la lucha contra la malaria y enfermedades derivadas de la falta de agua limpia y saneamientos.
Frente a la tempestad que produce la pobreza, los ciudadanos de todo el mundo están respondiendo a la llamada. Con 6 euros donados en un click, Cruz Roja puede comprar 1 mosquitera o hacerse cargo de los costes de las pruebas diagnósticas, con 20 financiar un tratamiento de malaria.
Tras leer información sobre los proyectos financiados por MassiveGood en todo el mundo, hemos decidido colaborar con ellos desde nuestra web. Somos conscientes que tras una donación hay una conciencia, un voto, un ciudadano que exige a sus gobernantes políticas justas, sistemas igualitarios, una política al servicio de los derechos humanos y no del capital. Ciudananos que exijan con su voz y sus acciones que se derriben desde la estructura los pilares de la pobreza. MassiveGood se suma a este sueño, apelando a la construcción de un mundo mejor desde la base. Si los 1000 millones de internautas que navegan por la red hicieran click en la utopía el mundo ¿realmente cambiaría?

¿Qué pasa en Afganistán? Alto y claro

La información es más clara cuanto más alejada esté de los grandes medios de comunicación. Alberto Arce, Ricardo García Vilanova, y su traductor en Afganistán Sayed Zafar, han realizado un trabajo independiente que nos ayuda a acercanos a la realidad de una de las zonas más calientes del mundo. Un país devastado por la prepotencia de Occidente y el fundamentalismo islámico.

En junio de 2010, este equipo de periodistas viajaron a Afganistán en busca de respuestas veraces, aquellas que guardan las personas corrientes, la gente que cada amanecer padece la ira de las políticas internacionales. Entre los trabajos que presentan en la RED, me quedo con un capítulo llamado “El General”. Este breve documental retrata a un alto mando de la policía Afgana; un hombre avenjentado de edad mediana que ha participado en las tres últimas guerras del país.

El General no sabe de informes de la OTAN, ni de filtraciones secretas de Wikileaks pero conoce profundamente lo que ocurre en su tierra. El Estado está perdiendo una guerra civil que desangra al país. Los talibanes dominan a un pueblo hambriento de paz y de pan. Los acuerdos para crear un gobierno cercano a las grandes potencias solo han dejado corrupción y debilidad.

En 2012 comienza la retirada de topas internacionales en Afganistán ¿que ocurrirá entonces?. El General explica que será necesario un pacto con los talibanes, de lo contrario el país nunca podrá aliviarse de la masacre de la guerra civil. No habrá paz sin un pacto por el poder. Este análisis difiere de las informaciones que a diario leemos en la prensa. Lejos del control y la pacificación que nos venden, los radicales tomarán parte del poder, impondrán su religión suicida, mutilarán las libertades, ahogarán a la sociedad en la osuridad de su fe… Yo me pregunto. ¿Para qué ha servido tanto odio?, ¿tanta sangre?, ¿tanta hambre?…

De nuevo Occidente midió mal sus fuerzas y sembró terror y pobreza, en un lugar que agonizaba. De nuevo una batalla perdida y cientos de miles de seres humanos serán abandonados en la injusticia perpetua.

Si queréis ver el video podéis pinchar también en este enlace

Opino porque otros callan

Señora Ministra de Cultura:


No soy una experta en política internacional pero sí un ser humano. En el colegio aprendí que hace 35 años se produjo una Marcha Verde para expulsar a los españoles del Sáhara Occidental; y que tras lograrlo Marruecos se hizo con el territorio. Desde entonces el pueblo Saharaui, tras un combate perdido a fuego y muerte, vive desterrado en el desierto, y miles de personas vagan en el destierro sin derecho a un futuro.

No, no soy una experta, como muchos ciudadanos españoles, pero no se necesita una carrera diplomática para reconocer la injusticia. La Ministra de Cultura nos recomienda el silencio; lo siento pero no. Y menos, cuando la comunidad internacional y España a la cabeza de la comisión de los Objetivos del Milenio, no mueve ni un dedo ¡Que falsedad! Ni una condena; nada. Qué mayor objetivo que condenar la violencia utilizada para someter a un pueblo digno.

Nuestro patio arde y no lo vemos; claro no hay que molestar a los vecinos, no sabes cuando los podemos necesitar. El tablero de ajedrez diplomático es tan volátil que tus amigos se pueden convertir en enemigos de un día para otro. Marruecos pretende callarnos la conciencia con Ceuta, Melilla, convenios de pesca, negocios inmobiliarios, intercambios empresariales, energía, contratos de construcción… dinero y paz a cambio de injusticia y violencia. Piensa el gobierno que en esta aldea global todos nos necesitamos. Un silencio estratégico ¡que sufran los débiles! a cambio de nuestra estabildad. Esta es la política real.

Señora Ministra, yo no me callo y ustedes no me taparan la boca para gritar. El pueblo saharaui se merece una oportunidad, se merece una futuro y la libertad de expresarse  para que el mundo pueda les pueda escuchar. Esta es la verdadera democracia ¡Difícil eh!

Historia de una monja buena

Tenía 19 años cuando se marchó a Malawi para trabajar como enfermera. Dejó su posesiones en España y llegó a África con el ego desnudo. Siempre actuó en nombre de los hombres, difundiendo la bondad del ser humano y su potencial para combatir el dolor y la injusticia.
Yo conocí a Brigida Moreta en los meses de preproducción de la serie Historias del Milenio. Es una mujer tozuda y con una voluntad infinita forjada en el amor.
La obra de su vida es difícl de resumir. Ella, junto con otras compañeras de la misión de Mntengo Wa Ntenga, construyó el mayor y más avanzado hospital de Malawi. Los enfermos de la clase dirigente del país acuden a Mntengo Wa Ntenga en busca de cura; pero la prioridad son los pobres, los desesperados, los moribundos condenados a la indigencia.

El trabajo de Brígida es un modelo de cooperación, un ejemplo de excelencia y perseverancia. Sin embargo cuando regresó de África, se dio cuenta que apenas había movido una simple piedra de entre las ruinas de uno de los paises mas pobres del mundo.
Os invito a escucharla en una charla celebrada durante la Semana de la Cooperación, organizada por AECID. Os invito a recordar verdades como puños para seguir luchando.

¡Mire usted! mi amor es constitucional

Un político español, de la bancada de la oposición, ha iniciado una cruzada para ganar el voto católico radical –1 millón de almas-, amenazando la legalidad vigente de los matrimonios homosexuales. El político aspirante al poder, cree que la unión para toda la vida entre personas del mismo sexo no es constitucional; ilegal e inmoral según su dios. Un Creador traicionado por el poder de los hombres blancos, con papeles y heterosexuales.

Desgraciada por la corrupción del alma, la secta de este político olvidó un mandato divino que debía inspirar sus actos y su doctrina. La ley del AMOR; gérmen de cualquier legislación, espíritu de cualquier norma, motor de una civilización justa.
En nombre de la conciencia católica, la Iglesia en la que comulga este político ha mutilado culturas, desangrado países, asesinado a millones de seres humanos, imponiendo el infierno de los “justos” en la tierra. Pero su ira “divina” no ha erradicado LA PALABRA y mujeres y hombres en todo el planeta siguen amándose con pasión y ternura, multiplicando el don de la felicidad; a veces a escondidas, arriesgando su vida, retando a la espada y a las penas capitales… para hacer su VOLUNTAD.

¡Mire usted!, señor político, la justicia no es su credo, usted solo quiere gobernar.

¡Mire usted!, señor político, el amor no es su programa, usted solo quiere gobernar.

¡Mire usted!, señor político, el dios no dijo “eso”, usted solo quiere gobernar.

¡Mire usted!, señor político, antes de gobernar debería aprender a AMAR.

¿Qué llevas puesto?; consumo responsable.

Imaginemos una sociedad perfeccionada en la que los ciudadanos tomaran decisiones de compra basándose en criterior éticos.
Imaginemos que los consumidores controlaran sus impulsos y no tiraran a la basura el 90% de los adquirdo en tan solo 6 meses.
Imaginemos un ejército de 1.700 millones de consumidores exigiendo a las multinacionales prácticas de producción justas y equitativas que permitan un verdadero desarrollo de los trabajadores que manufacturan nuestras camisas, bolsos, zapatillas, gafas de sol, televisores…
Estamos a mitad de camino. La información y la concienciación abren la puerta al consumo justo y responsable. No hace falta ser hippy, ni soñador, ni místico para practicar un consumo que no dañe al “otro”. Solo necesitamos saber para actuar en consecuencia. Solo hace falta un click para visitar la exposición SO-OWE; muestra el trabajo de 7 fotógrafos que han decidido alistarse en esta lucha. Un pregunta tan sencilla como ¿quién produce el cuero de mi carísimo abrigo de invierno?, nos lleva a Bangladesh, a las calles y ríos contaminados de productos tóxicos para el tratamiento de cuero.
La fotógrafa sueca Amy Johansson y el periodista Gabrielle Jönsson, retratan a hombres, mujeres y niños que trabajan descalzos, sin ninguna protección. El 80% del cuero consumido por las grandes firmas de moda sale de sus manos. Un negocio que enferma y asesina a miles de personas.
Si después de haber paseado por esta exposición nos quedamos como más ganas de saber si ¿hacemos daño con nuestro consumo? podéis leer on-line el libro negro de las marcas, de Klaus Werner y Hans Weiss. Buscad vuestras firmas favoritas; Nike, Adidas, Levis. Leed sobre la producción infantil de los juguetes con los que se educan nuestros hijos.
Saber y conocer nos permitirá decidir si bebernos, o no, una Cocacola. ¿Es justo que una planta de esta marca en la India, esquilme los pozos de agua dejando sin riego a los agricultores de la zona?.
Solo una pregunta para la reflexión ¿qué ocurriría si 1.700 millones de consumidores se pusieran de acuerdo y demandaran cambiar las reglas de juego?. No es un autopía, si no un derecho y un deber. Nuestra aportación aun mundo loco que puede cambiar.