Café para todos

Tú puedes salvar vidas… viajando

No es un eslogan ni un titular llamativo. Os voy a contar la historia de un  proyecto efectivo y real que está salvando miles de vidas, gracias a un simple click.
Hace unos meses recibí una llamada de MassiveGood. Nos pedían  colaborar en la difusión de las acciones y proyectos de cooperación que están financiando con ayuda de las donaciones de millones de viajeros en todo el mundo.  MassiveGood es una iniciativa de la Fundación  Milenio (con sede en Suiza) que pretende impulsar el avance de la salud materna, la reducción de la mortalidad infantil y las principales enfermedades que están matando a millones de personas.
Quizás algunos hayáis visto su logo en agencias de viajes o compañías aéreas.
En la última campaña que han lanzado a la red, Niños sin Malaria,
Cruz Roja y MassiveGood están tratando de hacer frente a la malaria en Tanzania y Gambia..
Mama Jane ( directora del programa de refugiados de Cruz Roja) cuenta que en los campos de refugiados de Kigoma, y las poblaciones de alrededor, el riesgo de enfermar de malaria es de un 94%. Una condena segura sin acceso a cobertura médica y medios de prevención.
Cruz Roja trabaja en la zona desde 2004. En este tiempo han logrado levantar 2 hospitales, 2 centros de salud y 1 centro nutricional, dando cobertura médica a 100.000 personas.
En Gambia, Cruz Roja se ocupa de 10 aldeas rurales del Upper River. En esta zona solo hay 11 médicos por cada 1.000 habitantes. Las continuas crecidas del río dificultan la lucha contra la malaria y enfermedades derivadas de la falta de agua limpia y saneamientos.
Frente a la tempestad que produce la pobreza, los ciudadanos de todo el mundo están respondiendo a la llamada. Con 6 euros donados en un click, Cruz Roja puede comprar 1 mosquitera o hacerse cargo de los costes de las pruebas diagnósticas, con 20 financiar un tratamiento de malaria.
Tras leer información sobre los proyectos financiados por MassiveGood en todo el mundo, hemos decidido colaborar con ellos desde nuestra web. Somos conscientes que tras una donación hay una conciencia, un voto, un ciudadano que exige a sus gobernantes políticas justas, sistemas igualitarios, una política al servicio de los derechos humanos y no del capital. Ciudananos que exijan con su voz y sus acciones que se derriben desde la estructura los pilares de la pobreza. MassiveGood se suma a este sueño, apelando a la construcción de un mundo mejor desde la base. Si los 1000 millones de internautas que navegan por la red hicieran click en la utopía el mundo ¿realmente cambiaría?