Café para todos

La semana del Hambre… Hermes y las contradicciones de Europa

El hombre blanco gusta de palabros griegos para apelar a la razón sin manchar su conciencia. Operación “Hermes” es una orden europea para controlar carreteras, estaciones de autobuses y ferrocarril, aeropuertos, y cazar inmigrantes sin documentos en regla para devolverlos a la pobreza de la que huyen. La cacería de 7 días, coincidió con la semana de la lucha contra el hambre en todo el mundo ¡Así se construye la solidaridad en Europa!; el mensaje es claro. En el viejo continente no hay refugio para los parias.

La vieja Europa se siente arruinada, el paro acosa al 9% de la población, el 20% en España. Sin embargo los ciudadanos españoles siguen siendo 12,9 veces más ricos que sus vecinos marroquíes; la mayor diferencia económica del mundo entre dos países vecinos; ¡pobres! ¿Por qué compartir con ellos nuestra mala racha?, blindemos nuestra tierra dice “Hermes” en Europa.

La semana “Hermes”, la del hambre en el mundo, también trajo barricadas y rebelión ciudadana en Francia. 3 millones de franceses luchan por preservar el bienestar conquistado y se rebelan contra la ampliación de la edad de jubilación. Los ecos de las barricadas silenciaron el lamento de los inmigrantes que en Francia, España, Alemania, Austria, Italia, Lituania… fueron cazados por pretender trabajar sin derechos, sin papeles y con un patrono burgués que les rebaja el sueldo para rascar mayor beneficio ¡estamos en crisis! La ONU avisa que vendrán tiempos peores, Europa necesitará 44 millones de inmigrantes antes de 2050 para garantizar el sistema de pensiones y el bienestar de los ancianos blancos. Pero ¿dónde se fue la razón? Hermes, es un nombre griego; significa anunciador de dioses, yo añado: injustos, prepotentes, desalmados, neoliberales de sangre fría y bolsillos llenos, malcriados en una burguesía egocéntrica y destructora , deshumanizados, asesinos que empuñan la avaricia y devoran al otro invocando al bienestar. Europa la vieja, la ilustrada se está convirtiendo en un monstruo salvaje y horrible. Pero 1.000 millones de hambrientos son imparables. Los inmigrantes cazados, los hambrientos expulsados, volverán. Y vivirán en guetos juntos con los 80 millones de europeos sin recursos, con los 19 millones de niños pobres del viejo continente; porque Europa se devora a sí misma.

Nota: para aquellos que queráis ver de cerca el acoso policial a los inmigrantes en España podéis visitar la exposición virtual de Olmo Calvo, David Fernández y Eduardo León. 3 fotógrafos españoles que ha recogido durante 1 año esta realidad silenciada.